Crónica Alevín 2002 “B”

Nos tocaba jugar el primer partido después de las fiestas navideñas, contra el Spinola Chamartín, equipo, que si bien va el último de la clasificación ha perdido varios partidos por la mínima y con un juego al que su posición en la tabla no hace justicia. Era pues un partido muy complicado. En la ida nuestros chicos ganaron por un solo punto de diferencia, después de ir remando contra corriente durante todo el partido, para conseguir una agónica victoria al final del sexto periodo.

 

Así, el partido iba a ser casi un calco del primero que nos enfrentó, excepto, por desgracia, en el resultado final. Rápidamente los chicos del Spinola se pusieron por delante, por 6 puntos de diferencia. Nos costaba mucho meter cada canasta, con muchos fallos e imprecisiones. Esta tónica se mantuvo durante los dos primeros sextos, llegándose a alcanzar 13 puntos de diferencia a favor de los del norte de Madrid. En el tercer sexto empezamos a remontar. Aumentamos la agresividad de nuestro juego y nos pudimos poner nuevamente a 6 puntos de diferencia, gracias a una gran defensa que dejó a 0 el marcador del equipo contrario. Empezábamos a tener esperanzas de una nueva remontada de nuestros chicos, pero lamentablemente en el cuarto sexto los de Spinola volvieron a coger la iniciativa y subieron nuevamente la diferencia en el marcador, que ya se mantendría hasta el final en el torno de los 12-13 puntos de diferencia. El resultado final 54-41.

 

Al menos, la nota positiva fue que nuestros chicos tuvieron una clara mejoría con respecto a los últimos partidos, que habíamos perdido por muy claras diferencias. Se subió la intensidad defensiva y se mejoró el orden, tanto en ataque como en defensa. La lástima son los continuos fallos cometidos en canastas relativamente fáciles y en oportunidades que damos a nuestros rivales, por falta de picardía y experiencia. Nada que no se pueda solucionar con trabajo, dedicación e ilusión, la misma que ponen cada día nuestros chicos y entrenadores.

 

No obstante, siguen intactas nuestras opciones de quedar terceros o cuartos, una vez que ya el segundo puesto es completamente inaccesible, logro que estará mucho más cerca si el próximo sábado conseguimos derrotar al Liceo Francés, único conjunto al que pudimos vencer en la primera vuelta con cierta claridad.

 

Esperemos, pues, volver a la senda de triunfos, que seguro tranquilizará a nuestros chicos y facilitará las cosas en los dos últimos partidos de esta fase y en los de la siguiente.